Baño de Comares. Alhambra de Granada

Por fin, voy a haceros viajar por el lugar del que vivo enamorada…la ciudad palatina de la Alhambra… en Granada.

Es un lujo para los sentidos y para el alma perderse entre sus muros llenos de Historia y Arte y dejar volar tu imaginación a cientos de rincones llenos de magia, saber y de muchísimas aventuras a la largo de tanta Historia…

Pero en este post me centraré en los lugares menos visitado por los viajeros y que después de tantas visitas durante todos estos años me ha fascinado con una gratitud infinita poder visitarlos y conocerlos… y desde entonces vivo, aún más si cabe, más enamorada de ella.

En primer lugar, viajaremos hasta los Baños Reales (nombre designado bajo el reinado de los Reyes Católicos), o también llamados Hammam, situados en el Palacio de Comares y construido durante el reinado de Yusuf I.

Desde Patio de los Arrayanes se accede tanto al Salón del Trono, dentro del Palacio de Comares, como a las habitaciones del califa y desde allí si continuamos paseando nos adentramos en los baños o Hammam, convertidos en dependencias para la higiene y la relajación , e inspiradas en las termas romanas, formadas por Sala de Agua Caliente, Sala de las Camas, Sala de relajación o de  masajes a destacar entre otras… donde   podemos poner a disfrutar todos nuestros sentidos y encontrarnos con nuestra alma.

Llama la atención, los zócalos de azulejos, originales de la época nazarí y restaurados durante la época de los reyes cristianos, donde el artista pone de manifiesto caracteres propios del arte musulmán, como son la reiteración creando una sensación de infinitud, el uso de una decoración es anicónica , antinaturalista, abstracta que responde al uso del horror vacui (término utilizado ya en el antiguo Egipto y heredado por distintas artes, entendiendo este como “miedo u horror al vacío”)  .

En este caso en la mayor parte de los baños se ha preferido la utilización de decoración tipo geométrica para los zócalos y la decoración vegetal y caligráfica para los muros y paredes, como podemos observar en las imágenes. Decoración de de forma reiterativa, utilizando distintas tonalidades en el mármol, destacando los rojos y los azules, sobre todo.

Por último y no menos importante hablar del uso del agua, como símbolo del paraíso, buscando en todos sus rincones la sensación de un jardín vivo que inunde los sentidos.

1 comentario en “Baño de Comares. Alhambra de Granada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *