Templos egipcios

Durante este viaje por el maravilloso mundo egipcio, en relación al último post sobre templos egipcios,  decir que vamos a conocer tanto la distribución interna y externa como la tipología de los templos.

El templo egipcio constituye el tipo de arquitectura más destacada del Imperio Nuevo. Junto con el uso religioso compartía también  uso económico. El templo tenía función religiosa o devocional y se utilizaba para situar la figura del dios al que el templo estaba dedicado y como lugar para la realización de distintos ritos en su honor.

El templo egipcio era de estructura arquitrabada y el elemento sustentante con función decorativa era la columna que se caracterizó por poseer distintos tipos de capiteles autóctonos de la zona, como por ejemplo capitel paririfome, palmiforme etc… estas columnas debido a su tamaño colosal se encontraban muy cercas una de las otras abrumando al espectador.

En Egipto existían infinidad de  templos dedicados a sus distintos dioses (religión politeísta), y estos estaban a cargo de sacerdotes que vivían holgadamente y poseían tierras y siervos.

Descripción del templo egipcio

El templo está precedido por una avenida de esfinges  (esculturas con cabeza y pecho de mujer y cuerpo de león), que se encargaban de proteger el edifico y que se situaban en los laterales del mismo.  La avenida de esfinges lleva hasta  un obelisco, que era  monolito con forma apuntada y que terminaba en su cúspide  en  una pirámide donde encontramos grabados con textos, cánticos o poemas  que aluden al dios del santuario.

Templo de Luxor
Templo de Luxor
Avenida de esfinges. obelisco

El templo tiene planta rectangular,  a él se accede por un pórtico situado en el centro de la fachada y se encuentra entre dos pilonos o torres con muros en talud , los cuales aparecían decorados con nichos verticales sobre los que se situaban mástiles de bronce que sobresalían del muro y que ondeaban banderas con símbolos alusivos al dios .

Todos los templos egipcios contaban con tres espacios  o salas diferentes, el primer espacio que encontramos al acceder al templo es la Sala Hípetra, a la cual sólo accedía el pueblo en las grandes festividades, el siguiente espacio es  la Sala Hipóstila,  que era una sala para el uso exclusivo de los sacerdotes y por último nos encontramos con  la Naos o también llamada Cella, sala donde se situaba la figura del dios considerada como el santuario del templo, donde se localizaba una zona conocida como Sala de la Barca por la cual entraba un rayo de luz a través de su tronera(vano situado en la parte superior de la techumbre), que incidía mágicamente sobre la figura del dios. Las distintas salas,  para contribuir a la magia de la iluminación del templo, iban  disminuyendo en altura hacia su interior hasta llegar a la Sala de la Barca.

Tipos de templos

  • Templos al aire libre: siguen la misma tipología anteriormente explicada. Destacando los templos de Luxor y Karnak.
Templo de Karnak (templo al aire libre)
Templo de Karnak  (templo al aire libre)
  • Semiespeo: templo semi-excavado en la roca, donde la sala Hípetra se encuentra a cielo raso mientras que las salas Hipóstilas y la Cella o Nao se encuentran excavadas en el interior de la roca. El gran ejemplo de semiespeo es el de la reina Hatshepsut. Es un templo situado en Deir el Bahari y está formado por tres terrazas comunicadas a través de rampas. Como curiosidad decir que la reina Hatshepsut fue la primera mujer que reinó en Egipto.
luxor_temple_of_hatshepsut
Templo de Hatshepsut (templo semiespeo)
  • Espeo: templo bastante original que se encuentra totalmente excavado en el interior de la roca. Como ejemplo cabe destacar el templo de Abu-Simbel o Ramsés II y el de Nefertari.
Templo de Abul Simbel
Templo de Abul Simbel (templo speo)

1 comentario en “Templos egipcios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *